Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies

Artículos de Opinión

Buscador rápido      Búsqueda Avanzada

Gobierno sectario

Begoña Carrasco García, Portavoz del grupo municipal del PP en Castellón

No al sectarismo y a la imposición ideológica. Decimos ¡no! a las decisiones políticas del equipo de gobierno de Castellón que solo dividen a los castellonenses y no respetan sus libertades. Estamos a tres meses de las elecciones municipales y el gobierno de Amparo Marco sigue subido a la máquina apisonadora de los derechos ciudadanos.

Limpieza, iluminación y seguridad

Begoña Carrasco García, Portavoz del grupo municipal del PP en Castellón

Más limpieza, mejor iluminación y mayor seguridad. Estas son las tres cuestiones que más nos están reclamando los castellonenses a través de nuestra campaña Tú eres Castellón y si es su prioridad va a ser la mía, si así lo expresan depositando su apoyo en las urnas el 26 de mayo y me eligen como su próxima alcaldesa. No les defraudaré.

No me van a callar

Begoña Carrasco García, Portavoz del grupo municipal del PP en Castellón

Ni me asustan ni me paran. Y no me van a callar. Ya pueden atacarme que responderé a cada golpe defendiendo con más fuerza la libertad y la convivencia pacífica en Castellón.

Castellón necesita estabilidad

Begoña Carrasco García, Portavoz del grupo municipal del PP en Castellón

Ha pasado una semana, pero los castellonenses seguimos estupefactos por el bochornoso espectáculo del pasado sábado en la plaza Mayor. Una vez más, el equipo de gobierno municipal mostró su verdadera cara y convirtió la tradicional fiesta de conmemoración de les Normes del 32 en un repugnante panfleto político.

Con fuerza a por el 2019

Marta Barrachina Mateu, alcaldesa de Vall d'Alba.

Vall d'Alba ya tiene presupuesto para el 2019. Son unas cuentas de 3 millones de euros que destinarán 535.900 euros a inversiones y que atienden las demandas de los valldalbenses, no solo en materia de infraestructuras, sino también en la prestación de servicios.