Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies

#quenotelien

Autor: Luís Martínez Fuentes, diputado de Deportes y coordinador general de Organización Electoral del PP Castellón

El lunes se producía una noticia que está teniendo repercusión nacional. Los integrantes de Nuevas Generaciones de Castellón lanzaban en Twitter la campaña #quenotelien, que no ha pasado desapercibida en los medios de comunicación.

Me gustaría esbozar algunos razonamientos, que desde la perspectiva de casi 20 años impartiendo clases en un centro educativo, intenten poner algo de luz a este tema.

Durante mi vida profesional he compartido experiencias docentes maravillosas al lado de excelentes compañeros y profesionales. Pero, no es menos cierto, que todos conocíamos y conocemos a aquellos profesionales que haciendo uso de, a mi juicio, una malentendida libertad de cátedra, han utilizado sus clases para implantar una determinada ideología, imponiéndola como la mejor, como la única válida. Por eso entiendo el malestar de alumnado, familias y profesorado, que por miedo a represalias no han hecho pública esta situación.

Desde mi visión como docente, percibo que esta campaña defiende la educación crítica a la vez que imparcial. Uno de los principales objetivos de la educación es poder formar personas con espíritu crítico. Ello significa poner a disposición del estudiante los medios necesarios para que de forma crítica alcance una opinión propia, sin imponer ideologías. Esta idea no es lo mismo que enseñar a criticar siempre hacia la misma dirección.

Desde un punto de vista práctico, no teórico, imagino que no es muy ético, profesionalmente hablando, no impartir clase con la excusa que se deja libre a cambio de que los estudiantes vayan a una manifestación, que además no tiene nada que ver con el currículo de la asignatura.

Asimismo, tampoco es muy ético asistir a manifestaciones en horario de clase acompañando a alumnos, eso sí, menores de edad y sin autorización de las familias. Como tampoco es muy normal que un profesor se salga de clase en horario lectivo, con el alumnado en el aula, y se dedique a entrar en directo en una emisora de radio para criticar al Gobierno de turno y encima lo haga público a sus alumnos.

La idea que intento transmitir es que no es una campaña contra el profesorado, sino contra imposiciones ideológicas en algunas aulas.

 

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás