Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies

Los presupuestos del Gobierno son esenciales para recuperar la confianza y reducir el déficit

Los PGE 2012 inician su tramitación parlamentaria

El equilibrio presupuestario y la confianza de Europa y de los inversores son condiciones ineludibles para la recuperación económica de España.

Estos presupuestos  extraordinarios  responden a la  grave situación económica que ha dejado el Gobierno socialista:

  • En 2011, el gobierno socialista gastó 90.000 millones de euros por encima de sus ingresos y aumentó 2,5 puntos el déficit comprometido con Europa.
  • Ahora España debe reducir el 8,5% del déficit público hasta el 5,3 este año.
  • Este objetivo necesario para la recuperación económica obliga al Gobierno del PP a ajustar el gasto en 27.300 millones de euros.
  • Este ajuste convierte a los presupuestos del Gobierno en los más exigentes y austeros de la democracia.

Priorizan el ajuste en administración y organizaciones públicas:

  • Recortan un 17% de media el presupuesto de cada ministerio: 17.800 millones de euros. El gasto de los ministerios queda en 65.083 millones.
  • Se hace un mayor esfuerzo de ajuste en las partidas menos productivas.
  • Reduce el presupuesto de la Casa Real, del CGPJ, de las Cortes Generales, del Tribunal Constitucional, del Consejo de Estado, del Tribunal de Cuentas y de los organismos autónomos.
  • Las retribuciones de los  altos cargos del Gobierno de Mariano Rajoy  se congelan, quedando en 400.000 euros menos que las del Gobierno socialista.
  • Las transferencias a los sindicatos se reducirán en 6,2 millones de euros.

Favorecen los derechos sociales y a los ciudadanos más vulnerables:

  • Cuatro de cada diez euros van a pensiones y prestaciones por desempleo.
  • Asciende la aportación de todas las pensiones en un 3,2%: 115.826 millones.
  • Eleva un 35,6% su aportación a la financiación de pensiones mínimas.
  • Mantiene las prestaciones por desempleo.
  • De cada cien euros, más de la mitad se destinará a programas sociales.
  • Mantiene las partidas de Educación destinadas a becas.
  • Mantiene las políticas sociales y de seguridad.
  • No reduce el sueldo de los funcionarios.

Reparten el esfuerzo entre administraciones, empresas y ciudadanos:

  • Los consumidores tendrán que pagar un 7% más de tarifa de la luz.
  • Dos tercios del coste de la factura lo pagarán las propias empresas eléctricas.
  • Si el esfuerzo recayera sólo en los consumidores, subiría un 40%.

Protegen el consumo, el crecimiento económico y la creación de empleo:

  • No subirá el Impuesto por Valor Añadido (IVA).
  • No subirá el Impuesto de las Rentas sobre las Personas Físicas (IRPF).
  • Sólo las empresas más grandes verán aumentado el IRPF y sólo por dos años.

Ponen las bases para acabar con el fraude fiscal:

  • Incluye una amnistía fiscal para  acabar con la economía sumergida, con la
  • que se espera recaudar 2.500 millones de euros.
  • Las rentas no declaradas tendrán que pagar hasta un 10% más.

 

Opiniones deja tu opinionDeja tu Opinión
No existen opiniones para este elemento.

Arriba OpiniónOpinión Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás